Núria Graham publica ‘Ready to fool you’

Comparte esta noticia!

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on reddit

La cara b de 'At Last'

Estar preparado para los cambios implica poder reírse de ellos, incluso con la cabeza metida en un cuenco gigantesco de DRAMA. ‘Ready to fool you’ es la otra cara de ‘At Last’ por partida doble. Lo es porque literalmente es la canción que está en la segunda cara del single de vinilo que llega hoy a las tiendas, pero sobre todo lo es porque podría ser un mismo tema visto con lupa, de lo general a lo concreto despojado de arreglos, metáforas o dobles sentidos. Una canción de ruptura que en lugar de lamerse las heridas opta por prepararse para lo siguiente, como un momento de lucidez en la demencia.

Con este nuevo single Núria Graham cierra un ciclo y apunta nuevos caminos con canciones compuestas con el piano como instrumento principal y mimbres cada vez más clásicos que ella consigue hacer sonar a 2021.

No sabíamos que llevábamos tanto tiempo esperando a ‘At last’. No lo sabíamos cuando escuchamos ‘Marjorie’ por primera vez, descubriendo las historias que explicaba cada canción de manera tan exacta, usando voces ajenas y llenando el disco de un elenco de personajes que parecían estar por allí desde mucho antes que 2020. Quizá los únicos que sabían de esta espera eran la misma Núria Graham y su co-productor Jordi Casadesús que la mantuvieron en un limbo muy parecido al que sufrió el disco, recién salido de fábrica cuando empezó este paréntesis vital. ‘At Last’ fue la primera canción que grabamos incluso antes de grabar todas las canciones de ‘Marjorie’, cuenta Núria Graham. Empezamos con el piano e intentamos usar diferentes sonidos, experimentando con la voz. Por alguna razón, no seguimos la fórmula en el resto de las canciones y finalmente la dejamos fuera del disco.

No todas las canciones que quedan fuera de un disco son exactamente sobras. ‘At Last’ abría un nuevo camino que valía la pena recorrer entero: por un lado estaba el piano. No es un piano solemne sino juguetón, como esas cantautoras de principio de los setenta que venían del soul y dejaron entrever esa raíz para explicar sus historias adultas -pensad en Carole King, Laura Nyro o el primer Randy Newman-. Por otro lado la voz, con ese estribillo con muchas capas dobladas que, lejos de recargarlo parece que pase a un estado gaseoso, deshaciéndose entre los huecos del piano y los arreglos de cuerda, como un suspiro de alivio que entonces era sólo una intuición. La canción habla de un momento concreto de mi vida en el intentaba encontrar algo de espacio, observando, mientras cogía el tren cada día hacia el estudio, respirando y soñando con una vía de escape. Algo de lo que ni siquiera me daba mucha cuenta entonces. Después de dos años puedo decir que trata sobre ser valiente y buena con una misma. La he estado procesando estos dos años y toma sentido que salga justo ahora porque por fin me siento en el lugar en el que estaba dispuesta a estar cuando la escribí. Cierra este círculo dibujado durante dos años un espectacular vídeo producido por Escarfior Films y dirigido Artur Tort en la que Núria se convierte en una especie novia que es a la vez hipnotizada e hipnotizadora

 

Recuerda que puedes consultar Triángulo Líquido para estar siempre al día de todas las novedades músicales tanto nacionales como internacionales. Y también puedes seguirnos a través de nuestras redes sociales: TwitterFacebook e Instagram.

Noticias relacionadas:

error: El contenido está protegido
X